Instituto del Descanso

Dormir bien durante la pandemia de COVID-19

La cultura popular dice que debemos meternos en la cama cuando las cosas se ponen difíciles. Es un dicho popular pero realmente tiene cierta verdad.

Cuando dormimos bien tenemos más habilidad para lidiar con las preocupaciones y ansiedades, afrontando los problemas de mejor humor. Pensamos con mayor agudeza y podemos concentrarnos en tareas más duras. 

El descanso de los más pequeños

Mientras los niños están en la etapa de desarrollo, el ciclo del sueño va a ser el que mida la calidad de su descanso y crecimiento, ya que la hormona de crecimiento llega a su máximo nivel de segregación.

Seguir leyendo …

Número de horas para dormir

A diario terminamos cansados, por este motivo debemos tener un buen descanso, pero…¿conocemos el número de horas que debemos dormir?

Seguir leyendo …

Cómo elegir el colchón

En el mercado de colchones existen diferentes tecnologías y tipos de confort los cuales pueden hacerte dudar a la hora de saber qué colchón es mejor para tu descanso.

Seguir leyendo …

CONSEJOS PARA TENER UN BUEN DESCANSO

El sueño es un elemento muy importante de nuestras vidas y del día a día, pero conciliarlo no es nada fácil.

Descansar es necesario para que el cuerpo y la mente funcionen bien. De la misma manera que una buena alimentación es fundamental para la salud, dormir bien es importante para el bienestar.

Alimentación: Debemos intentar no consumir alimentos pesados antes de ir a dormir, además, no es bueno irse a la cama teniendo el estómago vacío, una cena equilibrada ayudará a nuestro descanso.

Ejercicio:  Todos/as conocemos diferentes tipos de actividades físicas que podemos realizar a lo largo del día como caminar, correr o andar. Cuando estamos cansados nos resulta más sencillo dormirnos al igual que conseguimos tener un sueño más profundo. También, se pueden practicar ejercicios de relajación o yoga antes de ir a la cama cada noche.

Lugar: El dormitorio o lugar en el que dormimos a diario es un factor importante para que podamos conseguir tener un buen descanso. Debe ser un sitio tranquilo dónde reine el silencio, además, en la medida de lo posible hay que intentar que no entre ningún rayo de luz y que sea relativamente fresco.

MEJOR TEMPERATURA PARA DORMIR

En alguna ocasión te habrás preguntado…¿es bueno dormir con mucho calor en casa?

Lo más importante es mantener una temperatura adecuada en las diferentes estancias, por ejemplo, abusar del calor en el dormitorio afecta negativamente al descanso y puede interrumpir el sueño.

La Sociedad Española de Neumonología y Cirugía Torácica (SEPAR), insiste en la importancia que tiene la temperatura de la habitación donde dormimos ya que incide en la calidad del sueño.

Además, el calor o frío extremo puede provocar microdespertares que alteran el ritmo natural.

A lo largo del día la temperatura del cuerpo es superior a la que tiene durante la noche, descendiendo un grado y medio aproximadamente en el transcurso de la tarde.

Además, en la fase REM del sueño, la más profunda, se produce una bajada de la temperatura corporal, por este motivo, si la habitación o entorno en el que dormimos es muy caluroso, entonces se alterará su propio ritmo volviéndose el sueño más superficial y que tengamos microdespertares.

Si lo que queremos es dormir a pierna suelta…se aconseja que la temperatura idónea que debe tener la habitación, esté entre 18 y 22 grados, de modo que no afecte a nuestro organismo y poder conseguir un sueño de calidad durante la noche.

DORMIR EN VERANO

Simplemente escuchando la palabra verano se nos cambia el rostro 🙂 pero dormir bien durante esta época del año no es fácil, por este motivo, vamos a hablar de consejos para dormir en verano.

¿Qué es lo que ocurre en verano?

Los días son más largos y al mismo tiempo suben las temperaturas, esto provoca que pasemos un excesivo calor que no nos permite tener un buen descanso.

Estar dando vueltas en la cama hasta conseguir dormir es algo que nos suele ocurrir durante las vacaciones de verano.

Algunos consejos para dormir en verano:

 

  • Siesta: 15-20 minutos, de lo contrario alterará el ciclo de sueño nocturno.
  • Alimentación: Hay que procurar cenar alimentos ligeros y saludables como una ensalada o fruta. También, recomendamos cenar aproximadamente dos horas antes de irnos a dormir.
  • Ropa de cama: Recomendamos utilizar sábanas ligeras, por ejemplo de algodón, fibra natural o seda.
  • Actividad física: En la medida de lo posible,  por la noche no hay que realizar deporte ya que nuestra temperatura corporal aumenta.
  • Dormitorio: Ventilarlo en las horas previas a dormir y así que esté más fresco, también podemos encender el aire acondicionado un poco antes de acostarnos.
  • Móvil: Debemos desconectar de nuestro día a día, la playa, la montaña, en definitiva las vacaciones, son el momento perfecto para hacerlo y así favorecer la conciliación del sueño.

Toma nota

¿Cuánto tiempo dura un colchón?

Desde la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) se recomienda renovar el colchón cada 10 años.

Curiosidades

¿Por qué se contagian los bostezos?

Según un estudio de la Universidad de Nottingham, aclaran que existe una conexión entre la base neuronal del bostezo y la excitabilidad motora a través de la estimulación magnética transcraneal (TMS).

Recomendaciones  para un sueño reparador:

  • Crea un ambiente cómodo en el dormitorio, es tu espacio reparador.
  • Establecer rutinas de higiene, como lavarte los dientes, te predispone psicológicamente para el sueño.

  • Ponte un pijama o ropa que te resulte cómoda.

  • Es importante crear una rutina de horarios antes de ir a dormir, establece horarios regulares.

  • Práctica ejercicio habitualmente, mínimo una hora, pero procura no hacerlo antes de acostarte, preferible en horas de la mañana.
  • Es importante desconectar del trabajo, no trabajar hasta tarde, dormir bien influye en el rendimiento de nuestras actividades diarias, como el trabajo y los estudios.

  • Evita comer en exceso antes de ir a la cama, una digestión pesada influirá en la calidad de tu descanso. El consumo de sustancias como el alcohol, café o tabaco alteran tu descanso.

  • Si te echas la siesta procura que sea breve, de media hora y después de comer, así no afectará a la conciliación del sueño en horas de la noche.

  • Evita ver pantallas y dispositivos móviles antes de dormir.
  • Elige un colchón adecuado a la comodidad que tu cuerpo requiere, una buena elección te ofrecerá grandes beneficios en tu salud y te procura un descanso más placentero y reparador.

Copyright © 2021 · Instituto del descanso